Los equipos de emergencia cubanos han empezado a sofocar las llamas de un gran incendio que se desató el viernes en unos depósitos de combustible en Matanzas, en el norte de la isla. Las autoridades locales han anunciado este domingo que los bomberos habían contenido el fuego en uno de los tres tanques afectados, que ha dejado un muerto, más de 120 heridos y 16 desaparecidos. a primera secretaria del Partido Comunista en Matanzas, Susely Morfa, ha precisado, no obstante, que un segundo depósito seguía “en combustión” y el tercero se estaba enfriando con agua “con el propósito de mantener una adecuada temperatura que impida la combustión”.

Los efectivos del Cuerpo de Bomberos y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) trabajan, con el apoyo de técnicos y especialistas mexicanos y venezolanos que llegaron a Cuba en la noche del sábado, en el lugar del siniestro para acelerar el bombeo de agua de mar, que es trasladada a través de una tubería hasta la zona el depósito. “Expresamos profunda gratitud a los Gobiernos de México, Venezuela, Rusia, Nicaragua, Argentina y Chile, que con prontitud han ofrecido ayuda material solidaria ante esta compleja situación. También agradecemos ofrecimiento de asesoría técnica por parte de Estados Unidos”, manifestó el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, a través de las redes sociales.

El incendió se originó el viernes por la tarde después de que a las siete de la tarde un rayo impactara en uno de los depósito de la base de supertanqueros situada a las afueras de Matanzas, 100 kilómetros al este de La Habana. A lo largo del sábado sábado el fuego se extendió a un segundo depósito. Y mientras los equipos de emergencia trabajan para apagar el incendio, los expertos del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma) se concentran en el análisis del impacto ambiental del accidente y de la carga de contaminantes emitida por el combustible.

Fuente :El Pais

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí